Tiktaalik: El primer animal que pasó del mar a la tierra

Tiktaalik. (Foto: Reuters) Los expertos en paleontología hallaron en la zona ártica de Canadá el esqueleto completo del primer pez que fue capaz de dar el salto entre el mundo acuático de los peces al de los animales capaces de movilizarse por tierra firme y que representa un eslabón clave en el proceso evolutivo. El análisis del fósil demostró que el pez, que se llama Tiktaalik, vivió hace más de 365 millones de años. Sus parientes anteriores tenían aletas para nadar y eran de la familia de los Eusthenopteron, que evolucionaron en la era de los peces, durante 26 millones de años.

Ha sido en Canadá y el descubrimiento es uno de los más trascendentes en la paleontología. Expertos de la Academia Nacional de la Ciencia de Philadelphia y de las universidades de Chicago, Harvard y Cambridge, han hallado el eslabón que aún faltaba para completar la cadena evolutiva y comprender cómo fue el paso de los animales del medio marino al terrestre. El protagonista fue Tiktaalik, cuyo fósil se ha encontrado en muy buen estado.

Tiktaalik vivió hace más de 365 millones de años, y la revista Nature le ha dedicado su tema central en el número del 6 de abril de 2006. Sus parientes anteriores tenían aletas para nadar y eran de la familia de los Eusthenopteron, que evolucionaron durante el Devónico tardío —la llamada era de los peces— durante 26 millones de años.

Tiktaalik residió en zonas de marisma con muy poca profundidad en la antigua región de masas de tierra emergidas conocidas como Euroamérica. Aquellas regiones estaban conectadas con lo que hoy sería el Báltico. Los fósiles hallados tienen unas dimensiones de entre 75 y 150 centímetros. Las mandíbulas tienen entre 17 y 31 centímetros.

Hace 385 millones de años, los peces pasaron a tener cuatro patas al bajar el nivel de las aguas: así pudieron cambiar también la respiración y la audición.

Esos seres acuáticos pasaron a tener cuatro patas. En ellos, las aletas tenían extremidades donde se formaban dedos, aunque se mantenía sobre los huesos el tejido de la aleta, tenían mandíbula y paladar planos —en vez de verticales como los peces—, crearon un empalme en las muñecas de los miembros, había una región modificada en el oído y hasta podían mover el cuello.

La evolución desde los peces con aletas a los animales terrestres de cuatro patas es uno de los pasos más importantes de la historia de la vida, al incluir innovaciones estructurales muy importantes en los vertebrados, incluyendo nuevos modos de locomoción, respiración y audición, según la investigación. Todo este proceso ocurrió hace entre 385 y 359 millones de años, en el Devónico tardío.

Tal vez salía a las orillas, se desplazaba de un arroyo a otro e incluso se arrastraba sobre troncos en los pantanos. Hasta ahora no se han encontrado restos del cuarto trasero de la criatura, de manera que no se conoce el aspecto que tendrían su cola y aletas traseras.

La criatura, bautizada Tiktaalik roseae, tenía la cabeza de los primeros anfibios, similar a la del cocodrilo, con ojos en lo alto en lugar de a los costados. A diferencia de otros peces, podía mover la cabeza independientemente de los hombros como un animal terrestre. La nuca también tenía rasgos característicos de los terrestres. Probablemente tenía pulmones además de branquias y costillas superpuestas capaz de sostener sus cuerpo contra la fuerza de gravedad.

La investigación concluye con que aquellas tierras mínimamente emergidas del continente euroamericano fueron el lugar idóneo y el factor decisivo para la evolución de la vida en la conquista de los espacios terrestres. La transición entre el agua y la tierra.


Volver a Noticias de Paleontología | | Ir a Paleontología
Ir a PortalCiencia