Los dinosaurios comían hierba

Fitolitos del Titanosaurio saurópodo

Dinosaurios herbívoros Un estudio de heces de dinosaurio ha confirmado por vez primera que los antiguos reptiles comían hierba. Hasta ahora se creía que la hierba no era un elemento importante en las dietas de los dinosaurios. Las heces fosilizadas de estos animales mostraban que se alimentaban de muchos tipos de plantas.

Pero el estudio publicado en la revista especializada "Science" sugiere que la hierba era posiblemente una parte importante de la alimentación de estos primitivos mamíferos. Caroline Strömberg, del museo sueco de Historia Natural, participó con sus colegas en el estudio de fitólitos, unas partículas minerales producidas por la hierba y otras plantas, preservadas en fósiles de heces de dinosaurio de la India central.

Nuevos datos

Se cree que los fósiles, de 65 a 67 millones de años de edad, son de un gran dinosaurio vegetariano, el titanosaurio saurópodo. "Es difícil decir cuán extendido era el pasto de la hierba", dijo Strömberg a la BBC. "Parece que los dinosaurios se alimentaban indiscriminadamente".

El estudio también arroja luz sobre la evolución de las hierbas. Se cree que las hierbas habían pasado por una etapa de gran diversificación y proliferación geográfica durante el Cenozoico, después de la extinción de los dinosaurios.

Fitolito

Pero los investigadores encontraron al menos cinco tipos diferentes de pasto en los restos. Esto sugiere que la hierba ya había desarrollado una diversificación sustancial hacia el final del Cretáceo, cuando los dinosaurios todavía habitaban la Tierra.

Mecanismo de defensa

Muchas hierbas hoy en día contienen altos niveles de sílice, lo que las hace más resistentes y duras. Una de las teorías que explica la presencia de este componente es que fue el resultado de un mecanismo de defensa evolutivo, para no ser devoradas por los animales herbívoros.

Tradicionalmente se cree que este mecanismo de defensa surgió en respuesta al pasto masivo por mamíferos durante el Cenozoico. Pero, si la teoría es correcta, queda la posibilidad de que inicialmente las hierbas empezaran a desarrollar esta defensa ante el pasto de los dinosaurios. Aunque ciertos pequeños mamíferos que vivían paralelamente a los dinosaurios también pudieron alimentarse de hierbas.

Entre las palmas y coníferas que los saurópodos consumían figuraban numerosos fitolitos que procedían de la familia de las hierbas. Entre ellas había plantas allegadas al arroz y el bambú y las plantas forrajeras, indicaron los investigadores Vandana Prasad, del Instituto Paleobotánico Birbal Sahni de la India y Caroline Stromberg, del Museo Sueco de Historia Natural.

Las hierbas deben haber aparecido mucho antes, hace más de 80 millones de años, para que hubiesen evolucionado con tal variedad y extendido a la península indostánica en el ocaso de la era de los dinosaurios, concluyeron Prasad y Stromberg.

"Estos resultados extraordinarios obligarán a la reconsideración de conceptos largamente aceptados" en torno a la ecología de los dinosaurios, escribió Dolores Piperno y Hans Dieter Sues, del Instituto Nacional Smithsoniano de Historia Natural. El descubrimiento tiene implicaciones en la coevolución de esta enorme familia de plantas -existen unas 10.000 especies de hierbas- con otros herbívoros, explicó Piperno.

El pasto no era una parte importante en la dieta de los dinosaurios, descubrió el estudio. Los animales carecían de los molares necesarios para mascar en esa dieta.



Volver a Noticias de Paleontología | | Ir a Paleontología | | Ir a PortalCiencia