Nueva especie de dinosaurio con los cuernos curvados

Albertaceratops nesmoi vivió hace unos 78 millones de años, era herbívoro y pesaba en torno a una tonelada

Michael J. Ryan, el descubridor de la especie, con un cráneo de Albertaceratops. (Foto: AP) Hace 78 millones de años, un dinosaurio herbívoro de una tonelada de peso desconocido hasta ahora, se paseaba por el suroeste de Canadá exhibiendo unos cuernos gruesos curvados hacia delante que le servían para defenderse o como señuelo sexual.

Al menos es la teoría de Michael Ryan, que se topó con el fósil del cráneo casi entero del animal, de unos seis metros de largo, hace seis años, cuando estudiaba su doctorado en la Universidad de Calgary.

Tras estudiar a conciencia el fósil desde entonces ha concluido que se trata de una nueva especie y un nuevo género, como explica en un artículo en la revista 'Journal of Paleontology'. Lo ha bautizado como 'Albertaceratops nesmoi'.

"Mi equipo de investigación se quedó anonadado cuando descubrimos el cráneo y vimos esos cuernos largos encima de las cejas", dijo Ryan en un comunicado divulgado por el Museo de Historia Natural de Cleveland, donde está actualmente al cargo del departamento de paleontología vertebrada.

El dinosaurio pertenece a la subfamilia de los 'centraurinae', cuyos miembros tenían cuernos muy pequeños sobre sus ojos y un cuerno largo sobre la nariz. En cambio, los cuernos sobre las cejas del 'Albertaceratops nesmoi' son más parecidos a los de los dinosaurios de la subfamilia 'Chasmosaurine', que incluye al Triceratops y al Torosaurus.

"Supimos que teníamos algo especial que nunca se había visto", relató Ryan. El científico cree que 'Albertaceratops nesmoi' es el miembro más antiguo de los 'centraurinae', y que vivió antes de que esa subfamilia se separara del grupo en el que evolucionó el Triceratops, que apareció diez millones de años después.

Ryan encontró los restos en el sur de Alberta y quiso reconocer la provincia canadiense en el nombre de la nueva especie. Nesmoi viene de Cecil Nesmo, un ranchero que vive cerca de Manyberries, en Alberta, y que ha apoyado la investigación paleontológica. El espécimen se encuentra actualmente en el Museo Royal Tyrrell, en Drumheller (Alberta).


Volver a Noticias de Paleontología | | Ir a Paleontología
Ir a PortalCiencia