Puertasaurus, dinosaurio gigante en Argentina

Puertasaurus. Ilustración: Gabriel Lio/National Geographic Científicos argentinos han descubierto restos del cuello, la espalda y los huesos de la cola de uno de los dinosaurios más grandes que hayan pisado jamás la Tierra. La nueva especie pertenece a la familia de los titanosaurios, un grupo de saurópodos herbívoros que caminaban sobre cuatro patas y son conocidos por sus largos cuellos y colas.

Uno de los restos más impresionantes corresponde a una vértebra de la espalda que mide 1.06 metros de alto y 1.68 metros de ancho, según datos facilitados por Fernando Novas, paleontólogo que anunció el hallazgo en el Museo Argentino de Ciencias Naturales.

Basándose en el análisis de las vértebras y en la comparación con titanosaurios más pequeños y más conocidos, los paleontólogos creen que el dinosaurio medía entre 35 y 40 metros de largo y pesaba entre 80 y 100 toneladas.

El pecho del animal medía 5 metros de diámetro, aproximadamente el tamaño de un elefante actual.

Novas llevó al equipo de investigación que descubrió los huesos, de 70 millones de años de antigüedad, a la provincia argentina de Santa Cruz, ubicada en la zona sur de la Patagonia.

Novas nombró a la especie Puertasaurus reuili en honor de los dos cazadores de fósiles que descubrieron y prepararon el espécimen, Pablo Puerta y Santiago Reuil. "El Puertasaurus es uno de los mayores dinosaurios jamás encontrado”, afirmó Novas, que señaló que solo uno de los titanosaurios rivaliza en tamaño con el Puertasaurus: el Argentinosaurus huinculensis, hallado en la Patagonia noroccidental y que habitó la zona hace 90 millones de años.


Nueva especie

La nueva especie es “definitivamente grande”, según Kristina Curry Rogers, conservadora y directora del departamento de paleontología del Museo de la Ciencia de Minnesota. “Es un saurópodo enorme”, apuntó Rogers, que a propósito del hueso del cuello precisó: “Es probablemente uno de los huesos de saurópodo más grande jamás encontrado”.

El tamaño es, según Rogers, especializada en titanosaurios, “un poco difícil” de medir con los escasos fósiles recuperados por los paleontólogos. “Al comparar vértebras con articulaciones se ha de extrapolar, necesariamente”, afirmó la paleontóloga. “Pero eso forma parte de la ciencia. Se ha de dar ese salto para imaginar cómo eran”.


Una especie longeva

El hallazgo del Puertasaurus hace suponer que el período en que los titanosaurios habitaron la Tierra fue más largo de lo que se creía. En principio se suponía que el apogeo en la vida de estos animales se dio hace unos 90 ó 100 millones de años, y que el final del Cretácico se reservó para titanosáuridos de menor tamaño, según afirmó Novas. “A través del descubrimiento del Puertasaurus, ahora sabemos que el titanosaúrido gigante sobrevivió al sur de la Patagonia hasta el final del Cretácico”, señaló el paleontólogo.

Por su parte Curry Rogers afirma que este hallazgo añade peso a la noción de que los saurópodos constituyeron un grupo increíblemente diverso y fructífero. “Estos fueron dinosaurios que (contaron en sus filas con) gigantes y enanos que vivieron en todos los continentes”, afirmó la paleontóloga. “Fueron innovadores y diversos en una época que se considera tardía en el calendario de los dinosaurios”.

Volver a Noticias de Paleontología | | Ir a Paleontología
Ir a PortalCiencia