Sobrevivir a la "Tierra bola de nieve"

Foto U. Washington Hace dos mil trescientos millones de años, la atmósfera de la Tierra se llenó con bastante oxígeno para sustentar la vida "moderna" tal como la conocemos. Aproximadamente al mismo tiempo, el planeta fue cubierto por una capa de hielo que algunos científicos estiman que tenía cerca de un kilómetro de grosor. Esto plantea preguntas sobre si formas de vida complejas pudieron haber existido antes de la "Tierra Bola de nieve" y sobrevivir a ella, o si evolucionaron por primera vez cuando la bola de nieve comenzó a fundirse. Un estudio esclarece el enigma.

Esta nueva investigación demuestra que los organismos llamados eucariotas (organismos de una o más células complejas que llevan a cabo la reproducción sexual y que son los antepasados de las especies de animales y plantas presentes en la actualidad) existieron entre 50 y 100 millones de años antes de esa severa edad de hielo, y que de algún modo sobrevivieron. El trabajo también sugiere que las cianobacterias, o bacterias verdiazules que generaron inicialmente el oxígeno en la atmósfera, al parecer estuvieron bombeándolo durante millones de años antes de la glaciación, y también sobrevivieron a ella.

El estudio ha sido efectuado por Adriana Dutkiewicz (de la Universidad de Sydney), Roger Buick (Universidad de Washington), Herbert Volk y Simon George (del CSIRO en Australia) y John Ridley (de la Universidad Estatal de Colorado).

"Los resultados cuestionan los modelos catastrofistas de cuán profunda fue la glaciación", destaca Buick. "Si bien el hielo seguramente estaba presente por doquier, probablemente no formaba una capa continua de un kilómetro de espesor. Ese tipo de capa de hielo impediría la fotosíntesis y no permitiría la disponibilidad de alimentos, particularmente para las eucariotas. Sencillamente, no podrían haber sobrevivido. Pero esta investigación demuestra que sobrevivieron".

Buick y sus colegas estudiaron gotas contenidas en cristales de piedras fechados en dos mil cuatrocientos millones años de antigüedad, recolectados en el área del Lago Elliot, cerca de Sault Ste. Marie, en Ontario, Canadá. Estas gotas están esencialmente formadas por una combinación aceitosa de productos químicos resultantes de la materia orgánica en descomposición, y contienen biomarcadores, o fósiles moleculares, que pueden identificarse estructuralmente como provenientes de tipos específicos de vida.

Es lo mismo que estudiar los fósiles de dinosaurios, excepto que estos fósiles son de escala molecular. Los investigadores examinaron muestras pétreas obtenidas de un afloramiento cercano al Lago Elliot, las cuales se fragmentaron en pedazos menores de medio centímetro de diámetro. Las partículas fueron completamente limpiadas y se verificó que no hubo contaminación a lo largo del proceso.

Los biomarcadores contenidos en el aceite indican que las eucariotas y las cianobacterias aparecieron antes de la glaciación planetaria, en lugar de haber evolucionando al mismo tiempo que ésta o después.

Información adicional en:


Volver a Noticias de Paleontología | | Ir a Paleontología
Ir a PortalCiencia