Ir a Museo de la Ciencia

Museo de la Ciencia >> Sala de Astronomía >> Telescopios

Galería de Telescopios Galería de Telescopios.-

El ser humano siempre se sintió cautivado por el espectáculo que brinda el cielo nocturno. Durante milenios su único instrumento para desvelar sus misterios fue el ojo, con todas las limitaciones que éste tiene. Sólo podía ver a los astros como meros puntos de luz; la mayoría de ellos estáticos sobre el oscuro fondo del cielo, cinco de ellos que se desplazaban entre los anteriores (los planetas), el radiante Sol y la cambiante Luna.

Por milenios ésta era la única forma de estudiar el Cosmos. Hasta que un oscuro inventor holandés (por lo menos el más antiguo del que se tenga registro fehaciente) llamado Hans Lippershey en 1608 alinea dos lentes en los extremos de un tubo creando un instrumento que aumentaba las imágenes de objetos lejanos, convirtiéndose en la atracción de las ferias. Esta curiosidad técnica llegó a los oídos de Galileo Galilei en 1609, quien construyó uno de estos artefactos, con algunas mejoras, y lo apuntó al cielo dando origen a la Astronomía Moderna y al "telescopio" como instrumento para descubrir los secretos del Universo.

Desde entonces las innovaciones tecnológicas han permitido la construcción de telescopios de más de 10 metros de diámetro, otros que pueden operar en forma conjunta brindando una imagen tal como la obtendría uno de 16 metros de diámetro y hasta se han puesto en órbita alrededor de la Tierra distintos instrumentos capaces de observar no sólo el espectro de luz visible (desde el rojo al violeta) sino también en otras como el infrarrojo, ultravioleta, rayos X y gamma. Entre estos últimos cabe mencionar al Telescopio Espacial Hubble.





Gráficos elmundo.es



Telescopio Fraunhofer Telescopio Fraunhofer. Joseph von Fraunhofer nació en Straubing, Bavaria, el 6 de marzo de 1787. Estudió matemáticas y se convirtió en un experto en óptica. Murió a consecuencia de la Tuberculosis en Munich, el 7 de Junio de 1826. En 1823 fue profesor y conservador de física de la academia de ciencias de Munich. En 1812 - 1814 Fraunhofer se entregó por completo al diseño de lentes acromáticos para telescopios, trabajo que requería un exacta determinación de los índices de refracción de los vidrios ópticos. En 1814, al analizar el espectro solar siguiendo las indicaciones de Wollaston, un inglés que había descubierto en él rayas oscuras, Fraunhofer enumeró con exactitud 754 de esas líneas, que desde entonces se denominan líneas de Fraunhofer. Asimismo fue el primero en medir la longitud de onda específica de cada banda mediante un difractómetro rudimentario que construyó y que fue el primero en su género. Construyó el primer retículo de difracción con el cual midió las diferentes longitudes de onda de los colores y de las líneas oscuras del espectro solar. En 1817, diseño un objetivo acromático que con muy pocos cambios subsiste hasta hoy. En su honor, los telescopios que usan este tipo de objetivo llevan su nombre.

Telescopio de Herschel Telescopio de Herschel. William Herschel (1738-1822) fue un astrónomo alemán nacionalizado británico que hizo numerosas e importantes aportaciones en el campo de la astronomía. El interés de Herschel por la astronomía no se manifestó hasta los 35 años. Con la ayuda de su hermana Caroline y su hermano Alexander, construyó un excelente telescopio de reflexión, sirviéndose de una fundición que instaló en su casa. Herschel pulió espejos en metal, en una aleación similar al bronce. Con ese telescopio, con un poder de 6.450 aumentos, el 13 de marzo de 1781, descubrió un objeto en la constelación de Géminis, que al principio tomó por un cometa. Pero rápidamente se dio cuenta de que no se trataba de una estrella como las demás, porque su disco se perfilaba con claridad. Tampoco era un cometa, porque no tenía cola. Su movimiento hacía pensar que se trataba de un planeta. Herschel lo observó durante un año y descubrió que su órbita era planetaria. En efecto, se trataba de un nuevo planeta (Urano). Los únicos planetas conocidos desde la antigüedad eran los seis que podían observarse a simple vista. Nadie había previsto un planeta más, y la sorpresa del descubrimiento hizo famosos a Herschel y al telescopio.
Telescopio Parsons Telescopio Parsons. William Parsons (1800-1867), tercer conde de Rosse, fue un astrónomo británico. Diputado en la Cámara de los Comunes desde 1821 hasta 1834, y representante de Irlanda en la Cámara de los Lores a partir de 1845, fue un gran aficionado a la astronomía. Entre 1842 y 1845 construyó el mayor telescopio de todo el siglo XIX, el Leviathan de Parsonstown, que tenía un espejo de 1,83 m de diámetro, pesaba casi 4 t y estaba montado en el fondo de un tubo de 13 m de largo que sólo era móvil en la dirección del meridiano. Con dicho telescopio puso de manifiesto la estructura espiral de algunas nebulosas. El perfeccionamiento del telescopio y la construcción de espejos cada vez más grandes permitieron obtener evidencia directa sobre la naturaleza de las nebulosas espirales. A finales del siglo XIX William Herschel y William Parsons lograron resolver las imágenes de las nebulosas en estrellas similares a las de nuestra propia Galaxia. La demostración definitiva de que las nebulosas espirales son efectivamente galaxias como la nuestra, solo se pudo dar después del desarrollo de la espectroscopia a comienzos del siglo XX.

Radiotelescopio Radiotelescopio. A finales del siglo XIX se llevaron a cabo intentos infructuosos para detectar la radioemisión celeste. El ingeniero estadounidense Karl G. Jansky, mientras trabajaba en Bell Laboratories en 1932, fue el primero en detectar ruidos provenientes de la región cercana al centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea, durante un experimento para localizar fuentes lejanas de interferencias de radio terrestres. En 1943 Reber también descubrió la largamente codiciada radioemisión del Sol. La radioemisión solar había sido detectada pocos años antes, cuando fuertes estallidos solares produjeron interferencias en los sistemas de radar británicos, estadounidenses y alemanes, diseñados para detectar aviones. Como resultado de los grandes progresos realizados durante la II Guerra Mundial en antenas de radio y receptores sensibles, la radioastronomía floreció en la década de 1950. Astronomia Educativa Los científicos adaptaron las técnicas de radar de tiempo de guerra para construir diversos radiotelescopios en Australia, Gran Bretaña, Países Bajos, Estados Unidos y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, y muy pronto se despertó el interés de los astrónomos profesionales.
Telescopio newtoniano Telescopio newtoniano
Firmado: W. Herschel, Londres, 1796.
Dimensiones: 210 x 192 x 47 cm.
Caracteristicas técnicas: Distancia focal de 214 cm, apertura de 19 cm.
Situacion: Madrid. Observatorio Astronómico Nacional Ref.: 672-1
Observaciones: Este tamaño de telescopio fue el preferido por Herschel para observaciones en las que no fuera necesaria una gran penetración. Va soportado sobre una montura paraláctica, lo que permitía dirigir el aparato a cualquier punto del espacio. La imagen reflejada en el espejo era observada en un lateral del tubo por medio de un prisma de reflexión total y una lente amplificadora. Lamentablemente, este telescopio ha perdido el espejo, así como el anteojo buscador.



Telescopio gregoriano Telescopio gregoriano
Firmado: Carlos Martínez y Mario Fernández, Londres. Hacia 1790
Dimensiones: 71 x 70 x 39 cm.
Caracteristicas técnicas: Distancia focal de 66 cm y 11,5 cm de apertura
Situacion: Madrid. Observatorio Astronómico Nacional Ref.: 675
Observaciones: Los autores de este aparato fueron pensionados en Londres para su formación en la construcción de instrumentos a fin de crear un taller anexo a la Escuela de Ingenieros Cosmógrafos de Madrid. Este tipo de aparatos, de tamaño pequeño y por tanto muy portátiles, fueron muy comunes a finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX, siendo fabricados por la práctica totalidad de los constructores de instrumentos de la época. Su empleo fue más bien como instrumento científico-recreativo con destino a aquella sociedad ilustrada mas que al propiamente astronómico. El inconveniente de los telescopios gregorianos era la pérdida de luminosidad debida a las dos reflexiones luminosas en los espejos acrecentada en el hecho de que el espejo objetivo se encontraba perforado en el centro para situar el ocular.
Anteojo ecuatorial Anteojo ecuatorial
Firmado: Grubb, Dublín (Irlanda). Hacia 1900.
Dimensiones: 300 cm de altura.
Caracteristicas técnicas: Distancia focal de 200 cm y 20 cm de apertura; anteojo guía de la misma distancia focal y apertura de 15 cm; círculo de declinación dividido en decenas de minuto con vernier que permite apreciar medios minutos; círculo horario dividido en minutos de tiempo con vernier que llega a apreciar los 5 segundos.
Accesorios: Espectrógrafo, cámara fotográfica
Situacion: Madrid. Observatorio Astronómico Nacional Ref.: 673
Observaciones: Este aparato dispone de un mecanismo de relojería situado en el pie del instrumento que va moviendo el anteojo para hacer un seguimiento continuo del astro; de esta forma, puede ser fotografiado con grandes tiempos de exposición y también realizar espectros de la luz captada.

Buscador de cometas Buscador de cometas
Firmado: Utzschneider y Fraunhofer, Munich (Alemania). Hacia 1850.
Dimensiones: 87 x 50 x 40 cm.
Caracteristicas técnicas: Distancia focal de 65 cm y 7,5 cm de apertura; montura ecuatorial con limbo de declinación de 14 cm de diámetro dividido en grados en dos escalas de 0-180° y vernier que permite apreciar 5"; limbo horario de igual tamaño dividido en 5 minutos en dos escalas de I-XII con vernier que permite apreciar el minuto de tiempo.
Situacion: Madrid. Observatorio Astronómico Nacional Ref.: 676.
Observaciones: Los buscadores de cometas fueron utilizados para la observación de cuerpos de débil luminosidad y con superficie aparente (nebulosas, cometas); poseían anteojos de gran abertura, corta distancia focal y débil aumento.




Actualmente existen diversos tipos de telescopios en el mercado. Refractores: son aquellos instrumentos semejantes al que construyó Galileo, un tubo en cuyo extremo anterior se ubica la lente de mayor diámetro (denominada "objetivo") y en el posterior se ubica una lente pequeña a través de la cual se observa, el "ocular". En este tipo de telescopios los rayos de luz provenientes del objeto observado llegan paralelos al objetivo, éste los refracta concentrando los mismos en un punto, el "foco", "punto focal" o "plano focal". Allí se ubica el ocular que amplifica la imagen y hace que los rayos de luz salgan del mismo paralelos. Es un instrumento recomendable para la observación planetaria.

Reflectores: el otro sistema básico fue inventado por Isaac Newton y presentado ante la comunidad científica de la Royal Society en 1671. Consta de un espejo cóncavo (esférico o parabólico) en lugar de una lente como objetivo. En este caso los rayos de luz del astro observado llegan paralelos a la superficie del espejo y éste los concentra en el plano focal donde se coloca el ocular. Próximo a éste se encuentra un espejo secundario plano cuya misión consiste simplemente en desviar 90º los rayos reflejados hacia el ocular. Este espejo secundario, al estar ubicado en el centro del tubo obstruye la entrada de luz e introduce modificaciones al patrón de difracción y disminuyendo el contraste ligeramente.

Una importante ventaja que presenta este sistema óptico es su menor costo a igual dimensión de objetivo. Otra ventaja que ofrece es la ubicación del ocular en su extremo superior, una comodidad cuando el objeto a observar se encuentra próximo al cenit, además de permitir un montaje más cerca del suelo. Dada su menor relación focal, F/D, son más luminosos y por lo tanto mejores a la hora de observar objetos difusos tales como cometas, nebulosas, cúmulos globulares y galaxias.

Catadióptricos: un tercer grupo de instrumentos lo configuran aquellos que combinan espejos cóncavos y lentes correctoras. Uno de ellos es el Newtoniano Catadióptrico, similar al descripto anteriormente al que se le agrega una lente en la entrada del portaocular. Estos tienen tubos más cortos que los comunes (por lo que son más transportables) y la lente tiene como función corregir la trayectoria de los rayos de luz de manera tal que la distancia focal efectiva semejante a los Newtonianos Comunes, y por consiguiente de aumentos de similares con un ocular dado.

Otro modelo de telescopios catadióptricos son los denominados Schmidt-Cassegrain y los Maksutov, consistentes ambos en un espejo primario como en los reflectores tradicionales y en la parte anterior del instrumento hay una placa correctora. Estos instrumentos tienen una calidad óptica muy buena, pero dado que la luz debe atravesar las placas correctoras, éstas deben ser de un cristal de una calidad muy buena además deben estar tallados con mucha precisión. En consecuencia los costos de estos instrumentos suelen estar entre 2 y 4 veces superior a los instrumentos tradicionales de igual diámetro.



Ir a Telescopio Espacial Hubble Telescopio Espacial Hubble >>

El Telescopio espacial Hubble (HST por sus siglas inglesas) es un telescopio robótico localizado en los bordes exteriores de la atmósfera, en circular alrededor de la Tierra a 593 km sobre el nivel del mar, con un periodo orbital entre 96 y 97 min. Denominado de esa forma en honor de Edwin Hubble, fue puesto en órbita el 24 de abril de 1990 como un proyecto conjunto de la NASA y de la ESA inaugurando el programa de Grandes Observatorios. El telescopio puede obtener imágenes con una resolución óptica mayor de 0,1 segundos de arco. La ventaja de disponer de un telescopio más allá de la atmósfera radica, principalmente, en que de esta manera se pueden eliminar los efectos de la turbulencia atmosférica. El Telescopio Espacial Hubble ha sido uno de los proyectos que, sin duda, más han contribuido al descubrimiento espacial y desarrollo tecnológico de toda la Historia de la Humanidad. Gran parte del conocimiento científico del que los estudiosos disponen del espacio interestelar se debe al Telescopio Hubble.

Ir a Telescopio Espacial Spitzer Ir a Telescopio Espacial Spitzer Telescopio Espacial Spitzer >>

El Telescopio Espacial Spitzer (antes denominado SIRTF, por sus siglas en Inglés, o La Instalación del Telescopio Espacial Infrarrojo) consiste en un observatorio espacial infrarrojo enfriado criogénicamente, capaz de estudiar objetos que van desde nuestro Sistema Solar hasta las regiones más distantes del Universo. Spitzer es el elemento final del Programa de Grandes Observatorios de la NASA, y una pieza clave desde el punto de vista científico y técnico del nuevo Programa para la Búsqueda Astronómica de los Orígenes. El observatorio Spitzer consiste en un telescopio de 0.85 metros con tres instrumentos científicos enfriados criogénicamente, capaces de tomar imágenes y espectros de 3 a 180 micras. Con su gran sensibilidad, su conjunto de detectores de gran formato, su alta efectividad observacional y su larga vida criogénica, Spitzer ofrece una capacidad observacional sin precedentes. El observatorio fué lanzado en Agosto del 2003 y las estimaciones actuales sugieren una vida de unos 5 años.


Volver a Sala de Astronomía | | Ir a Museo de la Ciencia | | Ir a PortalCiencia | | Ir a Blog de Paco Gil
Google
 
Web www.portalciencia.net