Ir a Museo de la Ciencia

Museo de la Ciencia >> Sala de Antropología y Evolución Humana >> Homo Sapiens


Uno de los cráneos descubiertos en HertoLos primeros Homo Sapiens

Nuevos datos geológicos han revelado que los primeros 'Homo sapiens' vivieron hace 195.000 años y no hace 160.000 años como mostraron los últimos descubrimientos de restos humanos encontrados en Herto (Etiopía). Los resultados del estudio de la Universidad Nacional de Australia y la Universidad de Utah se han publicado en la revista 'Nature'.

Un nuevo estudio del entorno en el que fueron encontrados en 1967 varios restos fósiles humanos, cerca de Kibish, en Etiopía, sugiere que son más antiguos de lo que se creía. Con una edad de unos 195.000 años, estaríamos atrasando en unos 40.000 años la fecha en la que los humanos anatómicamente modernos ya estaban deambulando por África.

Los análisis preliminares de las rocas en las que fueron hallados los fósiles de dos hombres primitivos indicaron que tenían unos 130.000 años. Posteriormente se descubrieron en Herto, también en Etiopía, restos de huesos de Homo sapiens de hace 160.000 años, hasta ahora el espécimen más antiguo conocido.

Geólogo Frank Brown, Foto de Ian McDougall El geólogo Frank Brown, de la University of Utah, y sus colegas Ian McDougall y John Fleagle, sin embargo, volvieron a investigar el lugar en el que se habían encontrado los fósiles de 1967 y dataron con mayor precisión las capas de ceniza volcánica situadas por encima y por debajo de los sedimentos fluviales que habían contenido los huesos. El resultado es que dichos huesos pertenecieron a unos antepasados, con un aspecto muy parecido al nuestro, que ya evolucionaban por el territorio hace 195.00 años. Son los fósiles de humanos modernos (Homo sapiens) más viejos que se conocen.

El descubrimiento es muy interesante, ya que los aspectos culturales de la Humanidad aparecieron apenas hace unos 50.000 años, lo que implica que el Homo sapiens se pasó al menos 150.000 años sin dar muestras de un comportamiento culturalmente evolucionado (pesca, instrumentos musicales, agujas, herramientas en general, excepto cuchillos de piedra…). Es decir, pasó mucho tiempo entre la aparición del esqueleto moderno y el “comportamiento moderno”.

Omo I, Foto de John Fleagle Los fósiles de Kibish pertenecen a dos individuos, uno llamado Omo I, con huesos como los de los humanos modernos, y otro llamado Omo II, con rasgos más primitivos.

La aparición más temprana del Homo sapiens anatómicamente moderno es importante porque hace que las fechas concuerden casi exactamente con las sugeridas por los estudios genéticos respecto al origen de nuestra especie. También señala la presencia en África del Homo sapiens muchos miles de años antes de que apareciera en cualquier otro continente, reforzando la teoría de que emigró desde África para colonizar el resto del mundo, y no al revés. Por último, la datación similar de los dos cráneos de Kibish indica que junto a los humanos modernos existían poblaciones contemporáneas que no lo eran tanto.

El lejano descendiente de un chimpancé bípedo

Omo I, Foto de John Fleagle Omo I está muy cerca del punto de partida de una especie que ha acabado conquistando el mundo y a la que todavía queda por conocer mucho de sus orígenes. ¿De quién desciende el ‘Homo sapiens’? «No sabemos cuál es su padre inmediato, pero la respuesta está aparentemente en África», indica José María Bermúdez de Castro desde el Museo Nacional de Ciencias Naturales, en Madrid.

Lo que la ciencia sabe es que los primeros homínidos, seres parecidos a chimpancés bípedos, surgieron en África hace entre 6 y 7 millones de años. Durante cuatro millones de años, hubo una sucesión de especies ­ardipitecos, australopitecos, parantropos...­ con parentescos no claros. Eran todavía muy primitivos, aunque todo empezó a cambiar hace 2 millones de años, cuando los primeros de nuestro género ­‘Homo’­  empezaron a fabricar herramientas ­útiles de piedra­ y su cerebro comenzó a crecer espectacularmente desde los 775 centímetros cúbicos.

La familia ‘Homo’ se diversificó e hizo una primera intentona de asentarse en Europa, donde evolucionaron los neandertales. Estos humanos sobrevivieron en el viejo continente hasta hace unos 28.000 años. Desaparecieron poco después de la llegada a Europa de los descendientes de ‘Omo 1’, nuestros antepasados africanos.

El homínido que salió de África y pisó la Luna

Los 200.000 años de vida de nuestra especie son en su mayoría años oscuros. Omo I y sus descendientes pasaron la mayor parte de su vida en la Tierra como cazadores recolectores, sin dar muestras de lo que se conoce como el comportamiento humano moderno, que incluye el pensamiento abstracto y el simbolismo, y del cual se cree que han carecido casi todos los demás homínidos.

Homo Sapiens El ‘Homo sapiens’ se expandió por el mundo. Primero conquistó Asia; luego, Europa y América. A su avance, fueron desapareciendo otras Humanidades emparentadas con él, como la de los neandertales y la de los pequeños hombres recientemente descubiertos en la isla de Flores.

No se sabe cuándo apareció el comportamiento humano moderno entre nuestros antepasados, aunque la mayoría de los científicos sitúa su generalización hace unos 50.000 años. Ya se conocen para entonces las primeras muestras de un arte prehistórico que alcanzó su máxima expresión en las pinturas rupestres francesas y españolas.

Aquel hombre cazaba, pescaba, cuidaba a sus congéneres y fabricaba útiles cada vez más complejos. Las comunidades nómadas se empezaron a asentar en Oriente Próximo hace unos 9.000 años, cuando apareció la agricultura. Las primeras ciudades se levantaron en Mesopotamia, la cuna del primer imperio merecedor de tal nombre, donde hace unos 5.000 años se desarrolló la primera escritura. Y la Prehistoria se convirtió en Historia.


Gráficos elmundo.es


Volver a Sala de Antropología | | Ir a Museo de la Ciencia | | Ir a PortalCiencia | | Ir a Blog de Paco Gil
Google
 
Web www.portalciencia.net