Ir a Museo de la Ciencia

Museo de la Ciencia >> Vida en la Tierra >> Jardín Botánico


Jardín BotánicoJardín Botánico

Los jardines botánicos desde sus orígenes se orientaron al estudio de las plantas con fines académicos o científicos. Su punto de arranque como espacios dedicados a la investigación botánica hay que buscarlo en los antiguos huertos de simples de la Italia renacentista que eran espacios sencillos, anejos a las Facultades o Escuelas de Medicina, donde se cultivaban plantas medicinales. El concepto moderno de jardín botánico llegó en el siglo XVIII, durante el periodo ilustrado, cuando los antiguos huertos se convirtieron en centros de estudio de la diversidad de las plantas. Ello influyó en el avance de las clasificaciones botánicas y las propuestas de ordenación de la diversidad natural. Los trabajos de investigación que Linneo desarrolló en el jardín botánico de Upsala dieron como fruto su ordenación de las plantas según el método sexual y la propuesta de nomenclatura binominal, recogida en Species Plantarum en 1753, punto de partida de la botánica moderna.

Por otro lado, el auge de las expediciones científicas apoyadas por las potencias coloniales de la época, sobre todo España, Inglaterra y Holanda, amplió la visión de la diversidad de la Naturaleza en el mundo, lo que estimuló el interés por mostrar la riqueza de la flora de los territorios más alejados de la metrópoli. Ello animó a la creación de nuevos jardines o a la adaptación de los ya existentes para poder cultivar en las especies que llegaban de ultramar, fruto de las recolecciones de los botánicos que formaban parte de las expediciones. Como consecuencia de ello surgieron los llamados jardines de aclimatación y los orientados al cultivo de plantas de interés económico, lo que generó un intercambio de material vegetal entre las distintas partes del mundo.

Actualmente los jardines botánicos se han convertido en centros de investigación, algunos de ellos continuadores de otros que ya iniciaron estas actividades en el siglo XIX y cuyo origen hay que buscarlo en el siglo XVIII. El cambio de orientación que experimentaron los jardines botánicos hizo que se dotasen de infraestructuras necesarias para los nuevos objetivos de investigación tales como herbarios, laboratorios y bibliotecas. Con ello, y durante un tiempo, sus plantaciones se convirtieron en colecciones de plantas exóticas y los jardines botánicos pasaron a funcionar más como parques públicos, con plantas etiquetadas, que como espacios dedicados a la ciencia. En la actualidad se ha llegado a un punto de equilibrio entre investigación y exhibición, de tal manera que ambas actividades se complementan y llegan a ser inseparables. Muchas de las plantas que se cultivan forman parte de los programas de investigación que se desarrollan. Los jardines botánicos están actualmente especializados en el entorno en el que se ubican y dedican sus investigaciones al conocimiento de su flora y de su vegetación, dedicando una especial atención a los temas de conservación. Con ello cumplen también una de sus principales funciones recogidas en la Estrategia Mundial para la Conservación de la Diversidad Biológica.





Volver a Vida en la Tierra | | Ir a Museo de la Ciencia | | Ir a PortalCiencia | | Ir a Blog de Paco Gil
Google
 
Web www.portalciencia.net