Mitología: Estrellas y Planetas

Antonio Herrera

Ir a Inicio de Mitología

OPHIUCHUS(Oph) Y SERPENS(Ser)

Cuando Heracles fue esclavo de Ónfale mató a una serpiente gigantesca junto al río Ságaris (de Lidia) que destruía las cosechas y los seres humanos. Zeus creó entonces en honor de Heracles la constelación de Ofiuco.






Ofiuco El rey Flegias rey de Tesalia que vivió a costa de guerras de rapiña tenía una hija llamada Corónide. En cierta ocasión viajó al Peloponeso en compañía de su hija, para comprobar las riquezas que se guardaban en aquella región y planear su robo, pero durante el viaje, Apolo sedujo a Corónide, que dio a luz en secreto en el templo de Apolo, al pie del monte Titión, en tierras de Epidauro. Corónide dejó abandonado al niño que fue alimentado por una cabra del rebaño del pastor Arestanas y por su perra. Apolo de dio el nombre de Asclepio (Esculapio).

Asclepio aprendió el arte de la curación de Apolo y de Quirón y podía incluso resucitar a los muertos. Se sabe que resucitó a Licurgo, a Capaneo, a Tindáreo, a Glauco, a Hipólito y a Orión. Pero Hades se quejó a Zeus de que le robaba los muertos y Zeus lo mató con un rayo. Zeus devolvió más tarde la vida a Asclepio para cumplir una profecía de Tía (o Evipe) y su imagen sosteniendo una serpiente curativa fue puesta en el cielo con el nombre de Ofiuco.

Otra versión cuenta que Heracles mató a Ífito, hijo de Éurito y nieto de Melanio, rey de Ecalia, mientras era su huésped y Zeus, enojado, le envió malos sueños que no le dejaban dormir. Heracles consultó al oráculo de Delfos como podría librarse de ellos y la pitonisa Jenodea se negó a responderle diciéndole: Asesinaste a tu huésped ¡Yo no tengo oráculos para los que son como tú! Heracles se enfureció y se llevó las ofrendas del templo e incluso el trípode sobre el que se sentaba Jenodea. Apolo se indignó por esto y luchó contra Heracles, pero Zeus intervino en la disputa y finalmente volvieron a ser amigos; Heracles devolvió lo que había robado y la pitonisa le dio el siguiente oráculo: Para librarte de tu aflicción debes ser vendido como esclavo por todo un año, y el precio que obtengas debe ser entregado a los hijos de Ífito. Heracles fue comprado por Ónfale, reina de Lidia, para ser su amante más que para otra cosa, y Heracles le dio varios hijos además de limpiar de bandidos la región. Entre otras cosas mató una serpiente gigantesca que mataba los hombres y arruinaba las cosechas. Zeus creó la constelación de Ofiuco para conmemorar esta victoria sobre la serpiente, y Ónfale que descubrió por fin la verdadera identidad de Heracles lo dejó en libertad y lo mandó a Tirinto cargado de regalos.

Las estrellas más brillantes de Ofiuco son a (Rasalhague) y b (Celbalrai)

Serpens es la única constelación que está dividida en dos partes: Serpens caput y Serpens cauda. Sus estrellas más brillantes son a (Unukalhai) y h (Alsabik).


Volver a Mitología | | Ir a Astronomía