Mitología: Estrellas y Planetas

Antonio Herrera

Ir a Inicio de Mitología

JIRAFA (Cam)

El nombre proviene de hace sólo tres siglos. Parece que es el camello que montaba Rebeca cuando buscaba a Isaac. Sus estrellas son muy débiles. La estrella a es una múltiple que forma parte de un cúmulo.






Jirafa o Camelopardalis Camelopardalis no aparece de forma constante en la cartografía celeste durante todo el siglo XVII. La idea original de Bertschius había sido llamar Camello a esta constelación en recuerdo del animal bíblico que llevó a Rebeca e Isaac. Pero de alguna manera, al vocablo latino Camelus se le añadieron algunas sílabas y degeneró en Camelopardalis, que quiere decir Jirafa. La constelación no tuvo ni mucho menos lo que se llama una vida tranquila ya que su parte occidental, la que está en contacto con Cassiopea y con Cepheus, poblada por estrellitas insignificantes se subdividió posteriormente en otras dos constelaciones dando origen  en 1774 la del Segador (Messier) por obra de Llande, que quería honrar al célebre Charles Messier por su preciosa obra de recopilación de objetos celestes notables, y la del Reno, a propuesta de Lemonier, que deseaba ofrecer una morada celeste a esta especie de útiles rumiantes polares, que había tenido ocasión de apreciar en 1776, durante un viaje a las regiones septentrionales de Europa.

Finalmente las resoluciones de la comisión de la Unión Astronómica Internacional, definieron de una vez para siempre, lo que son los criterios actuales de subdivisión de las constelaciones, y así, Camelopardalis conquistó finalmente una merecida tranquilidad.


Volver a Mitología | | Ir a Astronomía