Mitología: Estrellas y Planetas

Antonio Herrera

Ir a Inicio de Mitología

Engonase

El décimo trabajo de Heracles consistió en llevarse los bueyes de Geríones sin pedirlos ni pagarlos. Geríones, hijo de Crisaor y Calírroe, era rey de Tartesos en España; tenia tres cabezas, seis brazos y tres cuerpos unidos por la cintura (tenía tres hijos, cada uno de ellos con un ejército que defendían el reino). Sus bueyes rojos eran de una belleza maravillosa y estaban custodiados por Euritión, hijo de Ares, y por el perro bicéfalo Ortro, hijo de Tifón y Equidna.



Heracles Desde Creta Heracles reunió una gran expedición y embarcó hacia Libia donde dio muerte a Anteo; luego llegó a Egipto donde dio muerte a Busiris; después se dirigió al norte de África aniquilando a su paso a los gorgones y a las amazonas y llegó frente a la isla de Gades (Cádiz). Allí erigió columnas a cada lado del estrecho (en Ceuta y Gibraltar) y lo cruzó llegando a España donde se encontró a los hijos de Geríones con sus tres ejércitos acampados. Los venció y se llevó los bueyes.

Para volver a Micenas se dirigió a Abdera (Adra, en Almería) que era una colonia fenicia y luego remontó hacia el norte llegando a los Pirineos dejando varias colonias a su paso. Allí cortejó a una princesa de los brebicios llamada Pirene. Cuando posteriormente murió la enterró y llamó Pirineos a la cordillera en su nombre. Pasó luego a la Galia donde fundó la ciudad de Alesia. En Liguria luchó contra Alebión y Darcino, dos hijos de Poseidón que trataron de robarle el ganado; durante la batalla Heracles acabó sus flechas y cayó de rodillas llorando, exhausto, pero Zeus hizo caer una lluvia de piedras y con ellas pudo Heracles poner en fuga a los ligures y matar a Alebión y Darcino.

Cuenta Cayo Julio Higinio en su Astronomía poética que Zeus puso entre las estrellas la imagen de Heracles luchando contra los ligures en una constelación llamada Engonase.

Heracles pasó a Etruria y luego al Tíber (donde mató a Caco y engendró a Latino; aunque otros dicen que Latino fue hijo de Circe y Odiseo), llegó hasta Siracusa (Sicilia) y luego volvió por la costa oriental de Italia hasta el monte Lacinio, en Calabria, y de allí cruzó a Istria, en Croacia, y por fin llegó al Peloponeso a través de Epiro.


Volver a Mitología | | Ir a Astronomía