Mitología: Estrellas y Planetas

Antonio Herrera

Ir a Inicio de Mitología

BOYERO (Boo), VIRGO (Vir)

Eneo fue el primer hombre al que Dionisio regaló una vid, pero el ateniense Icario fue el primero en obtener el vino de la vid, y dio unas jarras a sus pastores en el bosque de Maratón al pie del monte Pentélico. Estos se emborracharon y creyeron que los habían envenenado, por lo que mataron a Icario. Su perro Mera llevó a Erígone, su hija, hasta la tumba bajo un pino y desenterró el cadáver, por lo que Erígone se ahorcó del pino pidiendo a los dioses que las mujeres atenienses sufrieran el mismo destino hasta que no se vengara la muerte de su padre. A partir de entonces se fueron encontrando doncellas atenienses colgadas de los pinos y el oráculo de Delfos reveló lo ocurrido a Erígone y su maldición.

Virgo Los pastores culpables fueron hallados y colgados, y se instituyó el Festival de la Vendimia en el cual se bebe en honor de Icario y de Erígone mientras las muchachas se columpian en cuerdas colgadas de las ramas de los árboles y también se cuelgan máscaras que giran con el viento.

Así es como se inventaron los columpios.

La imagen de Mera fue puesta en el cielo como el Can Menor, la de Icario como el Boyero y la de Erígone como Virgo.

En otra versión los dos canes son los dos perros de caza de Orión, que están a sus pies, al otro lado de Tauro al que dispara sus flechas.


Volver a Mitología | | Ir a Astronomía