El rayo asesino ataca de nuevo

El cambio climático favorece la formación de tormentas eléctricas y con ello el aumento de la actividad de rayos

Tormenta Tropical Delta

Angel Rodríguez Montes, INT. Principado de Andorra, 22 diciembre 2005. int@andorra.ad

Como cada año, queremos concienciar a la población del enorme peligro que generan los rayos durante las tormentas eléctricas, son armas naturales con derecho a destrucción y muerte. La naturaleza, descarga su furia  indiscriminadamente a tierra sin mirar a que o quien, destruyendo  instalaciones y matando a toda persona y animal que se encuentre en su camino. Durante todo el año, recibimos periódicamente algunas  noticias relacionas con la muerte de personas a causa del rayo, las introducimos en nuestra base de datos y anualmente  efectuamos un análisis de lo ocurrido. En el año 2005,  hemos recibido 66 noticias de muertes a causa del rayo,  el análisis de estas noticias se resumen en   237  víctimas de 54 rayos asesinos.



Casos      Muertos   Situación

1              1              En la playa

1              1              Montando a caballo

1              1              Pescando

1              10            Estando dentro de la iglesia

1              3              Asistiendo a un entierro de un familiar

1              110          Viajando en un avión

2              2              De acampada en la montaña

2              4              Paseando por el campo

3              9              Cumpliendo por la patria

3              18            Trabajando

4              11            Estando dentro de casa

10            23            Mientras jugaban a fútbol

11            24            Protegiéndose de la lluvia debajo de un árbol

13            20            No especificada

Las muertes del año 2005, dejaron su curso de la vida instantáneamente sin poder despedirse de nadie, y ellos no fueron culpables de nada, disfrutaban de su momento, paseando, pescando, cumpliendo con sus obligaciones laborales o luchando por sobrevivir  día a día .

Uno de los últimos accidente más grave de este año, ha sido el desgraciado sábado 10 de diciembre, el rayo impactó violentamente en el avión de la compañía nigeriana Sosoliso Airlines antes del aterrizaje, la tragedia no se pudo evitar y el avión se estrelló. El rayo asesino, se llevo la vida de 110 personas, 7 miembros de la tripulación del avión y 103 pasajeros que volvían a casa por Navidad.

La mayoría de los pasajeros eran niños que estaban en la flor de la vida,  entre 10 y 18  años. Regresaban a pasar una vacaciones merecidas después de un periodo de internado en la escuela Salesiana  de Loyola de Nigeria.

Tenemos que enfrentarnos cada año, a éstas y otras cientos y miles de muertes a causa del rayo asesino en todo el planeta, con odio,  impotencia, desesperación y dolor inseparable. No tenemos que culparnos de lo ocurrido, ni buscar culpables o preguntarnos el motivo por qué pasó esa desgracia, la pérdida de ese ser querido no podrá ser recuperada. Nuestro destino y el de los demás no tienen una trayectoria definida,  y tenemos que aceptar sus consecuencias. También tenemos que evitar pensar que el rayo es un castigo del cielo. El rayo, es simplemente una reacción  eléctrica de la naturaleza que se encarga de compensar una saturación o estrés eléctrico entre la nube y la tierra, sus efectos pueden ser destructivos y mortales, pero menores que otros fenómenos de la naturaleza, como los huracanes, los terremotos o las erupciones de volcanes. Durante la aparición de cada fenómeno, la naturaleza  no reconoce a quién o qué está afectando, ataca indiferentemente  a todo aquello que encuentra a su paso y no mira su edad, religión o ideología política.

Lo que sí podemos hacer, es conocer y dar a conocer a nuestros familiares y amigos, cómo tenemos que actuar en cada momento durante las tormentas eléctricas. Quien se tiene que proteger de todos los fenómenos de la naturaleza... somos nosotros. Durante las tormentas eléctricas,  el rayo puede incidir en cualquier sitio, en cualquier momento  y con mas o menos intensidad de destrucción, los árboles son los más propensos a recibir impactos de rayo en el campo, la mayor parte de los muertos  por rayos de este año 2005,  ha sido causado  por refugiarse debajo de los árboles durante la tormenta, o jugando a fútbol. Es preferible si la tormenta les coge de sorpresa y no tenemos donde refugiarnos, sentarse en el suelo lejos de  árboles y tumbarnos de costado cogiendo  los tobillos con las manos entrecruzadas “ Tobillo derecho mano izquierda y viceversa ” es mejor mojarse que morir con las botas puestas.

Procurar no salir al  exterior y menos jugar al fútbol, y sobre todo, evitar estar cerca de instalaciones de pararrayos acabados en punta, pues éstos están fabricados para atraer el rayo, pero en algunos casos no lo captura y cae cerca en la casa o en el suelo. Si tenéis posibilidades de quedaros dentro del coche, de momento las estadísticas demuestran que es un sitio seguro, aunque hay una referencia de impacto directo del rayo en el coche y con perforación de la chapa. Aconsejar como actuar durante una tormenta eléctrica para protegerse del rayo es muy difícil, pero es importante  por lo menos, conocer las zonas de donde el rayo incide con mas frecuencia. El sitio más seguro donde nos podríamos encontrar aunque el rayo impactara en él, sería en un contenedor metálico siempre y cuando la puerta esté ajustada “ estos contenedores  que se utilizan para el transporte  de mercancías  en los  barcos ”.

El cambio climático, a día de hoy es una gran incógnita, los científicos buscan desesperadamente los parametros que podrían determinar la evolución real de a dónde vamos y por qué. La realidad es que estamos en un cambio o mas bien en un proceso natural de adaptación de la naturaleza referente a su entorno perturbado, para encontrar su equilibrio.

Lo que podemos afirmar hoy, es que esta adaptación de la naturaleza está modificando el clima, sea por la variación acelerada del campo magnético “desplazamiento del polo Norte magnético” o por la actividad frenética de las tormentas  solares “ Erupciones solares “. Los dos efectos, pueden repercutir en una saturación eléctrica de nuestro aire que respiramos, y  acelerar  caóticamente la  actividad electroquímica  natural de la atmósfera. La reacción, repercutiría en grandes desplazamientos de masas de átomos  cargados “ aniones y cationes”. El efecto / causa, podría repercutir en fuertes intercambios electroquímicos atmosféricos, generando vientos y cambios térmicos  a causa del incremento de la ionización del aire. Las zonas de la atmósfera más afectadas por el movimiento y concentración de  cargas,  induciría a otras al intercambio para su compensación, incluyendo variaciones instantáneas de las temperaturas del aire de las zonas. Estos intercambios termodinámicos, perturbaría las corrientes térmicas naturales, y se transformarían en grandes tormentas con alto nivel de actividad eléctrica “rayos”.

Como referencias en España en agosto 2005, en un solo día cayeron 95.000 rayos, según el Servicio de Teledetección de Rayos del Instituto Nacional de Meteorología (INM), el récord anterior de descargas de rayos  en España, estaba  situado entre los 32.000  rayos en un día. Los estudios estadísticos de impactos de rayos en el Principado de Andorra, demuestran que la tendencia de la actividad del rayo está en incremento, no sólo en densidad sino también en intensidad, durante los últimos 5 años se han detectado mas de 450 impactos de rayos en una zona de 32 Km, con  intensidades  de descargas de rayos a tierra  entre 8.000 Amperios a valores máximos de 173.000 Amperios, siendo la media de 45.000 Amperios. Este año en otra zona de estudio del Col d’Ordino, ha aparecido un  impacto de rayo de 200.000 Amperios.

En los próximos años, se pronostica un aumento progresivo de la actividad eléctrica atmosférica en nuestro planeta, con repercusiones de numerosos  accidentes y muertes a causa del aumento peligroso del fenómeno del rayo.

La prevención de los accidentes, es una responsabilidad de todos,  la necesidad de conocer como protegerse durante las tormentas es evidente  en muchas actividades humanas. Quien se tiene que proteger  del fenómeno rayo, somos nosotros, nuestros animales o nuestras instalaciones. Existe una falta de información general a todos los niveles sobre el fenómeno rayo y sus efectos durante las tormentas eléctricas.

Referencias bibliográficas

1)       Artículo científico sobre el fenómeno rayo, su formación, repercusiones, estadísticas y diferentes tecnologías de pararrayos. http://waste.ideal.es/pararrayos-1.htm

2)       Muertes por rayos.    http://www.pararrayos.org/fenomeno/muerte.htm

3)       Noticias NASA, tormentas solares nuestro planeta está golpeado implacablemente por radiaciones ultravioletas, rayos X y torrentes de partículas cargadas, lo cual distorsiona el campo magnético e induce poderosas corrientes eléctricas a la atmósfera que se transforman en tormentas eléctricas. http://ciencia.nasa.gov/headlines/y2001/ast15feb_1.htm

4)       Mapas  de impactos de rayos en España con las últimas 24 horas de actividad.  Instituto Nacional de Meteorología de España, sistema de teledetección de rayos. http://www.inm.es/web/infmet/rayos/rayos.html

5)       Nuevas tecnologías de pararrayos CTS para evitar el rayo en la zona de protección.       http://www.beysa-sl.com



Volver a Artículos Meteorología | | Ir a Meteorología | | Ir a PortalCiencia