Indice Materias
    Menú
PortalCiencia :.
Astronomía :.
Paleontología :.
Antropología :.
Meteorología :.
Geología :.
Enigmas de la Ciencia :.
Genios de la Ciencia :.

Albert Einstein :.
Isaac Newton :.
Galileo Galilei :.
Johannes Kepler :.
Nicolás Copérnico :.
William Herschel :.
Stephen Hawking :.
Max Planck :.
Joan Oró :.
Charles Messier :.
Charles Darwin :.
Severo Ochoa :.

Certificados
de Calidad de Egiptomania.com, portal de Egiptología

Grupo PortalCiencia
Video Blog de Ciencia

Museo de la Ciencia

Nueva Dimensión

Valoración Daño Corporal Blog

Cine Blog

Salud Blog - Meteo Blog

Astroparticulas

Noticias de Ciencia

Homo Sapiens

Nanotecnologia y Nanociencia

Mundo Blog

Ciencia y Sociedad

Libros Novedades

Almeria Mundi

Blog de Paco Gil

Blog de Paco Gil

Pon estos titulares en tu web

Web Amigas
Almería Medio Ambiente

Asociación Orión

Miedo

Busca en el sitio o en la web powered by FreeFind

Sitio Web

    Anuncios Google

 

Severo Ochoa


"Pocas veces he sentido emoción más intensa que cuando creí haber hecho descubrimientos de alguna transcendencia".

SEVERO OCHOA

Severo Ochoa


Severo Ochoa Severo Ochoa de Albornoz, (1905-93). Bioquímico español, nacido en Luarca (Asturias) y fallecido en Madrid. El segundo español distinguido con un premio Nobel científico: Fisiología y Medicina (el primero fue Cajal, medio siglo antes, en 1906). Estudió medicina en Madrid, en una etapa febril de integración de conocimientos bioquímicos, y bajo la orientación del profesor Juan Negrín se centró en el metabolismo energético, con especial atención a las moléculas fosforiladas. Doctorado en 1929, pasó a Heidelberg a trabajar bajo Otto Meyerhoff sobre energética muscular. En 1931 casó con Carmen García Cobián, y el mismo año fue nombrado profesor ayudante de Negrín, que le apoyó ante la Junta de Ampliación de Estudios para que completara su formación en el Reino Unido y Alemania. De nuevo en Madrid, al estallar muy pronto la Guerra Civil, Ochoa aprovechó la coyuntura de 1936 para dejar España por ambientes más propicios a la investigación. Pasó por Alemania, luego estuvo en el Reino Unido, y en 1940 pasó a afincarse en los Estados Unidos (1941, Universidad Washington de San Luis; 1945, Universidad de Nueva York), donde el matrimonio Ochoa se naturalizó estadounidense en 1956. Por aquellos años había realizado investigaciones sobre farmacología y bioquímica,que le valieron la medalla Bewberg (1951).

Severo Ochoa Para entonces la bioquímica había dado otro vuelco, convirtiéndose en biología molecular. En 1953 F. Crick y J. Watson propusieron para el ADN (ácido desoxirribonucleico) su modelo de doble hélice, y aunque no se veían por entonces las consecuencias prácticas, los ácidos nucleicos pasaron a primer plano. En 1955 Ochoa publicó, con la bioquímica francorrusa Marianne Grunberg-Manago, el aislamiento de una enzima del colibacilo que cataliza la síntesis de ARN, el intermediario entre el ADN y las proteínas. Los descubridores llamaron «polinucleótido-fosforilasa» a la enzima, conocida luego como ARN-polimerasa. En 1956, el norteamericano A. Kornberg, otro discípulo de Ochoa, demostró que el ADN se sintetiza igualmente mediante su polimerasa. Ambos compartieron el premio Nobel en su edición de 1959 por sus respectivos hallazgos, que supusieron un avance enorme, pues ya se podía atacar el desciframiento del código genético, como se hizo muy rápidamente mediante análisis estadístico de frecuencias, al modo como se descifran otros códigos y lenguajes desconocidos. Vista la utilidad de la doble hélice, Watson y Crick compartirían el Nobel de Fisiología y Medicina en 1963.

Aunque para el gran público el nombre de Severo Ochoa se vincula a su trabajo sobre ácidos nucleicos y código genético, su investigación fue polifacética, dentro de una línea de rigor argumental. Estudió la fijación de CO2 por las plantas, avatares del fosfato en las fermentaciones, utilización de la glucosa (glucólisis), papel de la vitamina B1, oxidación del ácido pirúvico y cierre del ciclo de Krebs mediante la «enzima condensante» que se llamó de Ochoa.

España quiso recuperar su magisterio, y al efecto en 1971 se creaba para él en Madrid el Centro de Biología Molecular. Jubilado de la Universidad de Nueva York (1975), en 1985 regresó definitivamente al país de origen, y en 1987 ingresaba en la Real Academia de Medicina, y fue nombrado presidente de la fundación Jiménez Díaz; pero el pronto fallecimiento de su esposa un año antes supuso un golpe psicológico irreversible. Así, sin merma de facultades, pero con la moral baja, llegaría a un deseado final, el 1 de noviembre de 1993.

Severo Ochoa

Cabe preguntarse si la operación Ochoa cumplió su objetivo. El sabio lamentaba la escasa inversión investigadora en España, una insignificancia en comparación con su patria científica, Estados Unidos. Pero no hay que olvidar que los grandes logros de Severo Ochoa, incluidos los que le llevaron al Nobel, se realizaron en centros modestísimos, con técnicas bastante simples; eso sí, en competencia frente a otros igualmente modestos, pero igualmente motivados. Es el ambiente intelectual, la masa crítica de equipos de investigación, la motivación, lo que hace posible el avance científico. Algo que Cajal soñó sin llegar a disfrutarlo, y que hoy, tal vez gracias al ejemplo de Ochoa, se asume en España.

Inicio de Página


Boletin de Noticias - Cienciaweb suscribir dar de baja
Google
 
Web www.portalciencia.net
 

Copyright - 2003/2005 - PortalCiencia