Celestia: Un viaje al Cosmos

Simulador de viajes espaciales

Ir a Celestia Una de las ciencias que más han avanzado espectacularmente gracias a la introducción de la informática ha sido la astronomía en todas sus facetas: astronomía óptica, astrofísica, cosmología, etc. A un nivel de ciencia “profesional” los ordenadores son los encargados de recoger los diversos datos de sondas o los sistemas de observación terrestre y espacial, e incluso Internet permite que la información que se reciba pueda ser analizada y estudiada al instante por todas las universidades y centros de investigación del mundo.

En el campo de la astronomía amateur, los telescopios dotados con tecnología CCD han permitido que muchos aficionados obtengan imágenes espectaculares y consigan una enorme calidad de observación. De hecho, la inmensa mayoría de los cometas que se descubren, es gracias a las observaciones de aficionados que bien en solitario o en equipos de trabajo son los encargados de descubrir nuevos objetos en el firmamento, actividad que los astrónomos profesionales agradecen sobremanera ya que el tiempo de observación en los grandes centros científicos como el nuevo telescopio de Canarias suele resultar escaso y caro, por lo que están más dirigidos a los objetos situados a miles de años luz o fuera de nuestra Galaxia.

A muchos de nosotros nos encanta observar el cielo aunque no tengamos ni un ápice de los conocimientos necesarios que poseen los aficionados, son imprescindibles nociones de matemáticas y física, por lo que a alguno le puede suponer un hándicap entrar en esta interesante actividad que no sea más que mirar el cielo. Lo que ocurre es que la inmensa población de España vive en ciudades o poblaciones con una gran contaminación lumínica nocturna, y resulta muy difícil contemplar el cielo sin tener que desplazarnos a cien kilómetros al menos para evitar la contaminación de luz originada por Madrid, por poner un ejemplo.

Bien, para ello, desde hace tiempo se distribuye en Internet muchas aplicaciones de carácter gratuito que a modo de planisferio virtual, muestran en la pantalla el estado del cielo tal como se vería desde la superficie a una latitud y longitud determinadas y respetando la hora exacta del lugar donde se encontrara el posible observador.

Celestia va mucho más allá que todo ello. Se trata de un “simulador de viajes espaciales” que resulta increíble en su concepción. Muestra todos los objetos del Sistema Solar: planetas, satélites y los asteroides y cometas más importantes, en tiempo real, es decir, mostrando la cara iluminada por el sol, si realmente nos encontráramos allí a unos cuantos miles de kilómetros de su superficie y a en ese preciso instante.

El objetivo de Celestia más que mostrar información detallada de los objetos es realizar “tours visuales”. Esto es posible gracias a su diseño y concepción que cumple a rajatabla con los cánones del código abierto y está bajo licencia GPL. Esto permite a cualquier persona programar mediante un sencillo lenguaje de script llamado CEL, las “rutas” turísticas entre los planetas del sistema solar o de otras estrellas, aunque evidentemente los más espectaculares son los viajes a los planetas, ya que son de los que disponemos mejores imágenes, cuyos renderizados se añaden constantemente al programa.

En Internet hay cientos de webs donde descargarse los “tours” o “películas” que Celestia reproducirá, lo único que necesitaremos será una buena tarjeta gráfica que saque todo el juego a la tecnología OPEN GL con la que funciona Celestia. La mayoría de estos “tours” están en inglés o en alemán, aunque ya hay algunos en castellano. Junto con las películas se añaden texturas y pequeñas mejoras al programa como buen proyecto en código abierto que es.

Celestia es muy sencillo de manejar, todo funciona a golpe de ratón, y supone un espectáculo si se dispone de un ordenador potente y un monitor panorámico. Constituye un premio para esta mente exploradora que todos tenemos.

Descarga Celestia



Volver a Recursos de Astronomía | | Ir a Astronomía | | Ir a PortalCiencia

Google
 
Web www.portalciencia.net