Indice Materias
    Menú
PortalCiencia :.
Astronomía :.
Paleontología :.
Antropología :.
Meteorología :.
Geología :.
Enigmas de la Ciencia :.
Genios de la Ciencia :.

Evolución Humana :.
Imágenes Antropología :.
Artículos Antropología :.
Eventos Antropología :.
Enlaces Antropología :.
Libros Antropología :.
Documentales Antropología :.
Hombre de Flores :.
Atapuerca :.
Cuevas de Altamira :.
El primer Homo Sapiens :.

Certificados
de Calidad de Egiptomania.com, portal de Egiptología

Grupo PortalCiencia
Museo de la Ciencia

Astroparticulas

Valoración Daño Corporal Blog

Cine Blog

Salud Blog - Meteo Blog

Noticias de Ciencia

Homo Sapiens

Nanotecnologia y Nanociencia

Mundo Blog

Ciencia y Sociedad

Libros Novedades

Almeria Mundi

Televisión Digital Terrestre

Web Amigas
Almería Medio Ambiente

Asociación Orión

Miedo

Busca en el sitio o en la web powered by FreeFind

Sitio Web

    Anuncios Google

 


Homo Neanderthalensis


Homo Neanderthalensis

Ahora sabemos que Homo Neanderthalensis no es, como se creía, un antepasado directo nuestro, sino que eran una rama paralela en el árbol evolutivo. Una rama que guarda muchos secretos. Por ejemplo, no sabemos por qué se extinguieron, no sabemos si poseían un lenguaje.

Poco faltó para que a los neandertales se los conociera como calpenses, en honor de un cráneo de tipo neandertal hallado en 1848 en la cantera Forbes en Gibraltar: Calpe es el nombre clásico de Gibraltar. Sin embargo, el hallazgo del cráneo gibraltareño precedió en 8 años al de la cueva Feldhofer en el valle del río Neander (Alemania) que dio nombre al popular tipo humano fósil (Neandertal, significa valle del Neander). El nombre científico Homo neanderthalensis fue creado por William King (1863). Los neandertales son los humanos extinguidos que mejor conocemos, sin ningún género de dudas.


Los neandertales eran más bajos que nosotros, pero tenían una musculatura extremadamente fuerte. Sus esqueletos eran masivos, y tienen prominentes marcas musculares. Su anatomía en general está hecha para el territorio no muy agradable en el que vivían. Incluso los niños eran más musculosos que los niños actuales. La característica facial que más llama la atención es su nariz, que es grande y bulbosa. Esta adaptación les servía para calentar y humidificar el aire que inhalaban, y para perder calor con el que exhalaban, protegiéndose así de sufrir de sobrecalentamiento.

La fauna que acompañaba a los neandertales era bastante rica, y un poco extraña para lo que uno pensaría. Por ejemplo, había mamuts, rinocerontes lanudos, hienas, leones, y toda clase de animales que uno asociaría con África, en versiones adaptadas a climas fríos. También habían especies gigantes de venados y osos. La flora alternaba entre la típica de la tundra, cuando la temperatura promedio era baja, y los bosques, en los periodos en que el clima se hacía más agradable.

En vez de utilizar un tipo de herramienta multipropósito, como el hacha de mano acheuliana, crearon diferentes tipos de herramientas según la necesidad. Tenían diferentes herramientas para cortar carne, raspar, trabajar la madera, etc. Algunas puntas tienen signos de haber sido parte de flechas. Además, los Neandertales deben haber sido expertos en usar la piel de animales muertos y convertirla en cuero. Algunos resultados experimentales nos conducen a pensar que comían grandes cantidades de carne. También manejaban el uso del fuego, el que probablemente podían crear por sus propios medios.

Hacia el final de la era de los neandertales, vemos un avance en las técnicas y pasamos a una etapa llamada Chatelperroniana. Este avance se supone debido a copias de los neandertales de las técnicas sapiens. Ahora encontramos aparte de herramientas, objetos tales como pendientes, dientes de animales agujereados, y lo que parecen ser los cimientos de una cabaña.

La faringe era más corta que en los humanos modernos. Esto quiere decir solamente que no podían producir exactamente los mismos sonidos que nosotros, pero no quiere decir que no poseyeran lenguaje. Probablemente poseían un lenguaje articulado, gestos u otras formas, pero no sabemos si poseían síntaxis, gramática o un alto nivel de razonamiento simbólico. En un análisis hecho por Lieberman, se llegó a la conclusión de que los neandertales podían pronunciar al menos tres vocales: a, i, u. Comparado con otros homínidos, esto es un gran avance.

Los neandertales no parecen haber dependido de símbolos, al menos en la forma en que nosotros (y los primeros sapiens). De hecho, aparte de las tumbas, es difícil encontrar conductas simbólicas. Conchas de invertebrados y moluscos fosilizados se han encontrado en sitios de neandertales, que muestran algún tipo de sentido estético o curiosidad.

Debemos desterrar completamente la idea acerca del primitivismo de los neandertales. Ellos eran una especie tan evolucionada y adaptada a su medio, el que era hostil, que no puede dejar de sorprendernos el hecho de que hayan podido sobrevivir en él. Probablemente no tenían las mismas habilidades cognitivas que nosotros, ni se representaban al mundo de la misma manera, pero sin duda pudieron arreglárselas perfectamente, al menos hasta que llegamos nosotros, y causamos probablemente su extinción.

Homo Neanderthalensis


Homo Neanderthalensis

El hombre de Neanderthal constituye la primera especie de homínido moderna que vivió por toda Europa, y representa una forma que se adaptó al clima imperante hacia los 300 mil años atrás. Desarrolló un volumen craneal que llegó a ser superior al nuestro, alcanzado los 1500 cc. Desapareció hace unos 30 mil años, refugiado en cuevas del sur de la península Ibérica.


Relacion Neanderthal y hombre moderno

Homo Neanderthalensis de hace 75.000 años en Iraq Un grupo de científicos de la Universidad de Leipzig descifró una proteína ósea de un hombre de Neanderthal que vivió hace setenta y cinco mil años, anuncia el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva.

Es la proteína (osteocalcina) más antigua descifrada hasta ahora por la ciencia. “Con ayuda de este análisis pueden ser estudiados también restos fósiles que ya no poseen más ADN (ácido desoxirribonucleico, información hereditaria)”, indica Sandra Jacob, portavoz del instituto.

Al igual que el ADN, los aminoácidos pueden brindar información sobre el parentesco entre especies vivientes y extinguidas.

Los científicos de Leipzig están interesados en determinar la probable relación genética entre el hombre de Neanderthal, que desapareció hace 35,000 años, y el hombre moderno. Los expertos sólo habían podido investigar restos que contenían todavía trazas de ADN. La comparación de esa proteína ósea con restos primitivos del hombre moderno indican que el hombre de Neanderthal no desempeñó ningún papel determinante en la evolución genética de la humanidad, aunque teóricamente ambos pudieron haber generado descendientes comunes.

El hombre de Neanderthal y los antecesores prehistóricos del hombre moderno vivieron en la misma época. El primero habitó en Europa, parte de Asia y Oriente Medio hace 150 mil años, y el segundo apareció en África hace 100 mil años.

El resto óseo investigado ahora fue de un hombre de Neanderthal que vivió hace 75 mil años en las cuevas de Shanidar (Iraq).

Novedades y Noticias sobre Homo Neandertal
Los neandertales de El Sidrón eran caníbales


Pincha sobre el nombre de la especie para más información

Especie Homínido

Antigüedad

Toumaï

7 millones de años

Orrorin Tugenensis

6 millones de años

Ardipithecus Kadabba

5,8 millones de años

Ardipithecus Ramidus

4,4 millones de años

Australopithecus Anamensis

4 millones de años

Australopithecus Afarensis

3,5 millones de años

Paranthropus Aethiopicus

2,5 millones de años

Australopithecus Africanus

3-2 millones de años

Australopithecus Garhi

2,5 millones de años

Paranthropus Robustus

1,9 millones de años

Paranthropus Boisei

1,8 millones de años

Homo Habilis

1,8 millones de años

Homo Rudolfensis

1,6 millones de años

Homo Ergaster

1,2 millones de años

Homo Erectus

1 millón de años

Homo Antecessor

800.000 años

Homo Heidelbergensis

500.000 años

Homo Neanderthalensis

300.000 años

Homo Rodhesiensis

200.000 años

Homo Sapiens

150.000 años


Boletin de Noticias - Cienciaweb suscribir dar de baja
Google
 
Web www.portalciencia.net
 

Copyright - 2003/2004 - PortalCiencia