El eslabón perdido de la evolución humana

Fósiles de cuatro millones de años de antigüedad hallados en Etiopía

Los hallazgos incluyen huesos de la mano, del pie y dientes.
(Imagen: ©Tim D White\Brill Atlanta) Modelo de Lucy Los investigadores que estudian el descubrimiento afirmaron que los dientes y huesos de ocho individuos revelan la existencia de vínculos entre los homínidos que vivieron hace 3,5 millones de años y los primeros ancestros humanos.

Tim White y sus colegas de la Universidad de California en Berkeley, quienes desenterraron los fósiles en la región de etiope de Asa Issie, describen su hallazgo en la revista Nature.

Allí explican que las piezas forman parte de la especie Australopithecus anamensis, un ancestro de los homínidos.

Los individuos descubiertos ayudan a cerrar la brecha que existía hasta el momento entre la primera fase de especies pre-humanas y los fósiles homínidos hallados en Etiopía, conocidos como el grupo de Lucy.

De dónde venimos

Se cree que nuestra especie, los Homo, evolucionó a partir del grupo que descubrieron los científicos estadounidenses. Se considera que la relación del Australopithecus con los homínidos bípedos anteriores es fundamental para entender de dónde venimos.

Cuando este hallazgo se coloca al lado de otros fósiles provenientes de la misma zona en Etiopía, pareciera mostrar una sucesión evolutiva entre especies anteriores y posteriores.

"Lo que realmente importa de esta secuencia en Etiopía es el hecho de que el anamensis está en medio de dos grupos de homínidos", afirmó White.

En términos cronológicos y anatómicos, el Australopithecus anamensis se encuentra entre una especie de aproximadamente cuatro millones de años de antigüedad, el Ardipithecus ramidus, y de otra posterior, el Australopithecus afarensis, de tres millones de años.

Si bien los investigadores reconocen que el conocimiento del anamensis no es nuevo, explican: "Ésta es la primera vez que se demuestra que estas tres especies se ubican de una manera sucesiva en el tiempo, en un mismo lugar".

Teorías

Dientes fósiles

Una de las explicaciones es que una especie derivó en otra, en lo que se conoce como evolución filética.

Otras es que el Australopithecus apareció en principio como parte del Ardipithecus. En este esquema, ambos grupos habrían coexistido por un tiempo antes de que la madre de las especies desapareciera.

Pero ninguna de los tres tipos de individuos encontrados en Etiopía se solapan.

"Creo que se podría argumentar que la evidencia circunstancial basada en la geografía y el hábitat es la de la evolución filética, el paso de una especie a otra, y lo que estamos estudiando aquí es la génesis de esa segunda etapa en la evolución humana, la génesis del Australopithecus", comentó White.

Sin embargo, el especialista añadió que por el momento no se descartaba una hipótesis alternativa.

"Los espacios en blanco (de esta cadena evolutiva) no se llenan completamente; tu llenas uno grande y creas dos pequeños", añadió White.

Descubrimientos

Los descubrimientos se realizaron en Etiopía. 
(Imagen: David L Brill\Brill Atlanta)

Entre los fósiles hallados también se encuentra el colmillo homínido más grande encontrado hasta el momento, y huesos de las manos y los pies.

En la excavación también se descubrieron los restos de cerdos, monos y gatos de gran tamaño.

El Australopithecus anamensis tiene una capa más gruesa de esmalte en sus dientes que el Ardipithecus, lo cual sugiere que el homínido posterior se estaba adaptando a una dieta de raíces más abrasivas.

Para muchas especies, éste era un alimento alternativo cuando los recursos eran escasos. Se desconocen, sin embargo, las causas del cambio en los hábitos alimentarios.



Volver a Artículos Antropología | | Ir a Antropología | | Ir a PortalCiencia